Por: Dr. J. Armando Ramos Franco. Médico tratante Médica Control Puebla.

Como el título dice, es una lesión muy frecuente en el corredor y deportista, principalmente de fondo y medio fondo, decidí agregar un tema de lesión deportiva al blog y precisamente de periostitis tibial al ver que es cada vez mas frecuente y preocupa mucho a los corredores, ya que la recuperación no es de un día para otro y generalmente se presenta en la preparación para un evento deportivo importante.

Mi única lesión por biomecánica en el 2016 fue una periostitis tibial, la cual identifiqué en un inicio y le di tratamiento, tuve una recuperación total en aproximadamente 15 días, ya que me encontraba preparando un maratón y hacía entrenamientos cercanos a los 120km por semana, es un dolor casi incapacitante que se presenta al «arrancar» o iniciar la marcha o carrera y conforme pasan los metros, el dolor puede ser tolerable, pero regresa con una gran intensidad al terminar el entrenamiento. En mi caso, considero que la causa principal fue el pie plano, los tenis caducados y las cargas de entrenamientos nuevas para mi, ya que nunca había preparado un maratón, el cual, finalmente no puede concluir al sufrir una caída de mi propia altura provocada por una luxación de tobillo y por consecuencia, un esguince.

¿QUÉ ES LA PERIOSTITIS TIBIAL?

Entrando un poco mas en materia, voy a describir brevemente la periostitis tibial.

Es una lesión muy frecuente no solo en el corredor de pista, ruta y trail, sino que también puede presentarse en atletas de deporte de impacto continuo (tenistas y basquetbolistas), y no es más que la inflamación de la capa que cubre la tibia, denominada “periostio”.

El periostio de la tibia recibe la inserción y está en contacto directo con los siguientes músculos de la pierna: gemelos, sóleo, tibial posterior, tibial anterior y músculos flexores de los dedos. Cada contracción de estos músculos, a través de la relación que tienen a través de su tendón de inserción con el periostio, ejerce, sobre éste, una fuerza proporcional a la intensidad y la duración de la carrera. En otras palabras, éstos músculos al ser trabajados, «jalan» su sitio de inserción y es prescisamente en el periostio.

Existen varios tipos de periostitis y de causas. Existe periostitis infecciosa, traumática, mecánica etc. En éste artículo trataremos la periostitis tibial por sobrecarga deportiva.

CAUSAS

Existen varias causas de la periostitis del deportista. Mencionaré algunas en orden de frecuencia.

1.- Calzado inadecuado.

Muchas veces compramos tenis no compatibles con nuestra pisada y forma del pie, todos tenemos un tipo de pisada (prono, supino, neutro) entre otras características, y nuestra adquisición de calzado deberá ser en relación a nuestra fisionomía. También  tiene mucho que ver el terreno en el que entrenamos, nuestro peso corporal y el objetivo para ese calzado. (Hablaremos mas a fondo de este tema en otro artículo).

2.- Carrera con rutas pronunciadas (bajadas).

Al correr en bajadas sometemos  un sobre esfuerzo a nuestras articulaciones y a los músculos encargados de dar estabilidad, pronación o supinación a nuestra planta de pie (dirigirla hacia adentro o hacia afuera), haciendo que se mantengan en tensión aumentada y en conjunto con el impacto o “golpeteo” al caer, provoquen estímulos de inflamación crónica que desencadenarán en una periostitis tibial.

3.- Entrenos no progresivos.

Al estar en entrenamientos intensos sin descanso adecuado, podemos tener mas riesgo de estrés muscular y no estar preparados para este estímulo.

4.- Pie plano, piernas en X, corredores pronos.

La pisada. De las causas biomecánicas mas frecuentes es el corredor con pie plano, ya que el apoyo es diferente y obliga a los músculos supinadores a tener mas “esfuerzo” en conjunto con entrenos largos y repetitivos.

5.- Técnica de carrera.

Afecta más a aquellos corredores que apoyan con punta.

¿Cómo se diagnostica?

En el mayor número de los casos, el diagnóstico es clínico. Es decir, mediante una historia clínica (interrogatorio) y una buena exploración física, podemos diagnosticarlo en el consultorio.

¿Otras pruebas?

Si. Se pueden realizar ante alguna duda o para hacer un diagnóstico diferencial con otras patologías o lesiones parecidas. ¿Cómo cuáles? Contracturas musculares o fracturas por estrés o sobrecarga. También muy frecuentes en el atleta de fondo y medio fondo.

¿Cómo llevo a cabo el tratamiento de una periostitis?

El manejo debe ser integral, rápido y efectivo para evitar recaídas y secuelas. Utilizo medicamentos alópatas (AINES), Homotoxicología en su modalidad de biopuntura con fármacos biorreguladores que tienen la capacidad de reparar tejidos y llevar a mi paciente a una recuperación hasta un 300% más rápido que solo utilizando AINES y con mucho menos invasión de fármacos. El paciente requiere asesoría y manejo con rehabilitación, osteopatía y quiropráxia, de la cual se encarga el profesor Julio Calderón; coach del equipo de atletismo “Run Lomas Run” de la ciudad de Puebla, Puebla al cual pertenezco.

En caso de haber alguna otra patología asociada, como una fractura por sobrecarga, alguna asimetría de miembros (tener una pierna más larga que la otra) desgaste articular prematuro, se deriva a Traumatología y Ortopedia.

TRATAMIENTO.

Cuando detecto una periostitis tibial anterior, durante las primeras 48 horas recomiendo la crioterapia de 4 a 5 veces al día con bolsas de gel congelable o hielo frappé. En esta fase puedo administrar algún AINE de forma oral y además puedo complementar con alguna prueba de gabinete en caso de necesitarla (radiografías).

Posteriormente inicio tratamiento con biopuntura. Utilizo fármacos biorreguladores para iniciar la reparación del tejido. Uno de ellos, “Traumeel” fármaco utilizado por atletas de alto rendimiento, como Bárbara Riveros (5° lugar en Juegos Olimpicos de Río de Janeiro en Triatlón), Felipe Barraza (atleta elite de triatlón distancias largas). triatletas Ironman, tenistas, futbolistas profesionales y por supuesto, atletas amateur, deportistas recreativos, padecimientos degenerativos, traumatismo, contusiones etc. Combino éste fármaco con algunos otros, estableciendo una “combinación terapéutica” dependiendo el caso clínico. En esta fase se inicia la rehabilitación, osteopatía o quiropraxia.

¿Saber más acerca de la medicina Biorreguladora? Dar click aquí.

La Mesoterapia biológica o biopuntura se realiza con pequeñas punciones. Agujas muy delgadas (más delgadas que las utilizadas en administración de insulina) en sitios de lesión. En donde quiero dirigir mi tratamiento.

Para más información acerca de la homeomesoterapia o biopuntura, dar click aquí.

En la terapia se realizan algunos ejercicios de propiocepción, fuerza, elasticidad y el paciente después de no tener ningún síntoma, puede regresar a su actividad de forma progresiva, complementando con algunas actividades que no impliquen impacto, como por ejemplo, la natación.

Fuentes:

Pitcher’s Periostitis : A case report. Stacie L. Grossfeld, Ann Van Heest, Elisabet Arendt and james House. Am. J. Sports Med. 1998;26;303

Rectus femoris muscle tear appearing as a pseudotumor. T. Temple,. Kuklo, D. Sweet, M. Gibbons, M. Murphey. Am. J. Sports Med. 1998; 26;544

Championchip Dra. Yolanda Fuentes

www.heel.cl