Por: L.N. Carmen Janet Bautista Orduño

actividad-fisica-y-diabetesLa actividad física se define como todo movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos y que tiene como resultado un gasto de energía. Incluye las actividades de la vida cotidiana.  El ejercicio constituye todos los movimientos corporales planeados, estructurados y repetitivos que se practican con el fin de mejorar o mantener la condición física.

La inactividad física es considerada como uno de los factores de mortalidad más importantes en México y está asociada a la aparición y falta de control de diversas enfermedades como la obesidad, hipertensión, diabetes, dislipidemias, osteoporosis y ciertos tipos de cáncer.

La situación en México es preocupante ya que casi 1a mitad de la población de adultos de 20 a 69 años de edad no realizan actividad física y un poco más de la mitad de la población de niños y adolescentes de 10 a 14 años no refieren haber realizado algún tipo de ejercicio.

¿Para qué me sirve?

La actividad física, junto con el plan de alimentación y el tratamiento farmacológico constituyen la piedra angular en el tratamiento de las personas con diabetes.

Sus beneficios son los siguientes:

  • Aumenta la sensibilidad a la insulina.
  • Mejora la función cardiovascular.
  • Disminuye la presión arterial.
  • Reduce las concentraciones de colesterol y triglicéridos.
  • Incrementa el colesterol HDL.
  • Reduce las concentraciones porcentuales de HbA1c.
  • Reduce el estrés.
  • Mejora el estado emocional.
  • Mejora la composición corporal.

El ejercicio que pretende mejorar la condición física y el control glucémico requiere de 5 días a la semana. Los niños con diabetes o prediabetes deben realizar ejercicio durante 60 minutos al día, todos los días.

No necesariamente tienes que realizar algún deporte o ejercicio en algún gimnasio, también puedes incrementar tu actividad física, tal como caminar, evitando el uso de automóviles, usar con más frecuencia las escaleras en lugar del elevador o realizar los quehaceres del hogar.

¡Mantente alerta!

  • Mide tus niveles de glucosa antes, durante y después del ejercicio. Si antes del ejercicio tu glucosa:
    • Es menor de 100 mg/dl debes tomar una colación antes de realizarlo.
    • Está entre 100 y 250 mg/dl, se puede realizar ejercicio.
    • Es mayor a 250 mg/dl, debes posponer la actividad física hasta presentar mejor control, evitando hiperglucemia grave y deshidratación.
  • Si realizas ejercicio durante una hora toma agua simple, si es durante periodos más largos toma agua e hidratos de carbono como bebidas deportivas con 6-8% de hidratos de carbono o jugos de fruta diluidos con agua al 50%.
  • Trae contigo fruta, caramelos o jugo durante el ejercicio.
  • Porta alguna identificación que indique que vives con diabetes o realiza la actividad física acompañado.
  • Suspende el ejercicio si se presenta dolor u opresión precordial, mareo o dificultad para respirar.
  • No realices ejercicio si presentas alguna infección aguda.
  • Usa ropa y calzado apropiados. No utilices tejidos de nylon, utiliza prendas frescas y zapato cómodo que no provoque rozaduras ni molestias.