Por: L.N. Carmen Janet Bautista Orduño

DIETA-HIPERTENSIONLa dieta DASH, por sus siglas en inglés, significa “Enfoques dietéticos para detener la hipertensión”, consiste en un plan de alimentación basado en estudios de investigación del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI) en Estados Unidos. Estos estudios han demostrado que la dieta DASH disminuye la presión arterial y mejora los niveles de colesterol, lo cual a su vez reduce el riesgo de contraer enfermedades del corazón.

Esta dieta es especialmente recomendada para personas con hipertensión o prehipertensión arterial. Además de ser una dieta baja en sal o sodio, nos provee de otros beneficios que ayudan a disminuir los niveles de presión arterial.

La dieta DASH es alta en fibra, baja a moderada en grasa, principalmente grasas insaturadas, y rica en potasio, calcio y magnesio. Es abundante en frutas y verduras, e incluye productos lácteos bajos o sin grasa,  cereales integrales, pescado, pollo, leguminosas, oleaginosas y aceites vegetales,  además limita el sodio, dulces, botanas, panecillos, bebidas azucaradas y carnes rojas.

Pautas dietéticas para disminuir la presión arterial

  • Frutas: 4 a 5 porciones al día. Preferir la fruta entera fresca a jugo de fruta.
  • Verduras: 4 a 5 porciones al día. Preferir las verduras frescas o congeladas a las enlatadas o jugo de verduras.
  • Leche y productos lácteos: 2 a 3 porciones al día de leche semidescremada o descremada y productos lácteos bajos en grasa o sin grasa.
  • Cereales: 6 a 8 porciones al día. Incluir productos de granos enteros lo más posible.
  • Carnes: 3 porciones al día. Preferir las carnes magras frescas, principalmente pollo y pescado. Evitar las presentaciones enlatadas, ahumadas o procesadas, como los embutidos.
  • Leguminosas y oleaginosas: 2 porciones al día.
  • Aceites y grasas: 2 a 3 porciones al día. Preferir el consumo de grasas insaturadas como aceites vegetales y aguacate.

Otras recomendaciones

  • Evitar la comida enlatada. Si se llega a utilizar algún alimento de este tipo, se debe enjuagar antes de consumirlo para remover parte del sodio que contiene.
  • Evitar los encurtidos.
  • Descartar el uso de condimentos como glutamato monosódico, mostaza, cátsup, salsa barbecue, salsa de soya o teriyaki.
  • Cocer el arroz y la pasta sin sal. Evitar el arroz y la pasta instantáneos o ya sazonados.
  • Si se desea emplear sazonadores, elegir los que no tienen sal entre sus ingredientes.
  • Condimentar los alimentos con limón y vinagre, o bien con especias y hierbas de olor, como albahaca, laurel, cilantro, comino, eneldo, hinojo, jengibre, mejorana, mostaza, perejil, orégano, nuez moscada, tomillo, estragón y romero, entre otras.

Es importante saber que junto a la dieta DASH, es necesario hacer otros cambios de estilo de vida para ayudar a bajar la presión arterial, como mantener un peso saludable, realizar actividad física y no fumar.

Se recomienda acudir a consulta con el nutriólogo(a), el cual de acuerdo a sus características físicas y patológicas, determinará las necesidades energéticas y nutrimentales e indicará el plan de alimentación más adecuado para usted.